Cómo trabaja:

Xavier Góngora facilita conversaciones reflexivas y colaborativas desde la matriz Biológico-Cultural, cuyos fundamentos tienen su origen en la Escuela Matríztica de Santiago de Chile (centro cofundado por Ximena Dávila y Humberto Maturana). Esta particular manera de generar espacios colaborativos, tiene diferencias fundamentales con respecto a otras prácticas como el coaching, la mediación, los diálogos apreciativos, etc. Su especialización son las particulares configuraciones de los Sistemas Complejos y gracias a los principios Biológico-Culturales, facilita el entendimiento y la expansión del Pensamiento Complejo.

 

Concretamente, las intervenciones que realiza sitúan el foco en el Kapital Conversacional y en la ConsCiencia Relacional, para que personas y organizaciones, tomen consciencia de sus particulares dinámicas relacionales y operacionales en entornos complejos.